Factores de Riesgo para Diabetes tipo 2 y Prediabetes

De acuerdo a la Federación Internacional de Diabetes y a la Clínica Mayo, existen varios factores que te ponen en riesgo a ti o a algún familiar de padecer prediabetes y diabetes tipo 2. (También puedes consultar nuestra Calculadora de Riesgo)
·       Sobrepeso y tamaño de cintura. Un peso elevado, y una gran circunferencia de la cintura puede indicar resistencia a la insulina. El riesgo de resistencia a la insulina aumenta en hombres con una cintura de más de 100 cm y en mujeres con una cintura de más de 88 cm.
·       Inactividad. Lo recomendado es realizar ejercicio durante 30 minutos, al menos 3 veces por semana. La actividad física te ayuda a controlar el peso, utiliza la glucosa como energía y hace que tus células sean más sensibles a la insulina. 
·       Alimentación. El consumo de carnes rojas, alimentos procesados y azúcar está asociado con un mayor riesgo de prediabetes. Una dieta saludable es rica en frutas, vegetales, frutos secos, granos integrales y grasas saludables, como aceite de oliva.
·       Presión Alta y/o Colesterol. Si te han detectado con hipertensión y/o problemas de colesterol elevado, tus probabilidades de padecer diabetes y sus complicaciones aumentan bastante. 
·       Antecedentes familiares. Si alguien de tu familia en línea directa padece diabetes, el riesgo de que la padezcas aumenta.
·       Edad. El riesgo va aumentando con la edad, especialmente a partir de los 45 años. 
·      Diabetes gestacional. Si sufriste diabetes gestacional durante el embarazo, tú y tu hijo corren un mayor riesgo de padecer prediabetes. Si diste a luz a un bebé que pesó más de 4 Kg también corres un mayor riesgo de padecer prediabetes.
·       Síndrome del ovario poliquístico. Es un padecimiento cada vez más común en las mujeres, causando sobrepeso, crecimiento de vello excesivo, y posiblemente infertilidad, además de aumentar tu riesgo de padecer diabetes.
·       Sueño. Las personas con un determinado trastorno del sueño, así como las personas que trabajan cambiando turnos o en turnos nocturnos, también pueden tener un mayor riesgo de prediabetes o diabetes tipo 2, ya que estas alteraciones del ciclo del sueño pueden provocar resistencia a la insulina. 

La buena noticia es, si aún no has sido diagnosticado con prediabetes o diabetes tipo 2, tu estilo de vida puede prevenir que llegues a ello.  Te invitamos a que leas otros artículos del blog que pueden ayudarte a mejorar tu estilo de vida, y con ello tu salud y la de tu familia. ¡Nunca es tarde para tener hábitos más saludables!


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.