¿Te detectaron Prediabetes?


Si tu médico ha encontrado tus niveles de glucosa en sangre superiores a los valores normales, pero no tan altos como para ser diabetes tipo 2, te diagnosticó prediabetesLa prediabetes por lo general suele no presentar signos ni síntomas; pero un posible signo de que tu o algún familiar puede estar en riesgo de tener diabetes tipo 2 es el oscurecimiento de la piel en ciertas partes del cuerpo como el cuello, las axilas, los codos, las rodillas y los nudillos. Además, es importante revisarte si tienes alguno de los factores de riesgo, como son: sobrepeso, inactividad, antecedentes familiares, si padeciste diabetes gestacional o si padeces de hipertensión. Puedes utilizar la calculadora de riesgo para conocer tu probabilidad de padecer diabetes.
Si tienes prediabetes, es posible que las complicaciones ocasionadas por la diabetes comiencen a presentarse, como daño al corazón, vasos sanguíneos y/o riñones, sin embargo, no todo son malas noticias.

De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes la buena noticia es que es altamente probable que puedas prevenir llegar a diabetes tipo 2, e incluso puedas salir del diagnóstico de prediabetes comprometiéndote a hacer y mantener algunos cambios en tu estilo de vida; consumir alimentos saludables, aumentar tu actividad física diaria y mantener un peso saludable pueden ayudarte a regularizar el nivel de glucosa en tu sangre y mejorar tu calidad de vida.
Algunos otros cambios que vale la pena mencionar, es dejar el cigarro y controlar y reducir el estrés, ambos, aunque a veces los ignoramos, pueden tener un impacto muy alto en el manejo de la diabetes. 

Recuerda, el hecho de que el médico te recete medicamentos, no quiere decir que con eso se vaya a “arreglar” todo, solo evita que la enfermedad avance o empeore, pero el verdadero cambio para bien, lo verás cuando te decidas a llevar una alimentación más saludable, una vida menos sedentaria y una actitud más positiva ante los cambios en tu vida. La evidencia científica nos indica que los cambios en el estilo de vida tienen un impacto realmente importante en nuestra salud; comencemos a formar buenos hábitos cuanto antes, tanto en nosotros, como en nuestros familiares.

Por otro lado, si ya has sido diagnosticado con prediabetes, es importante que estés atento a algunos síntomas que pudieran indicar que está evolucionando a diabetes tipo dos, como son: fatiga, visión borrosa, o sed persistente. 

¡Nunca es tarde para comenzar!, en cualquier momento puedes mejorar tu salud y la de tu familia. Consulta a tu médico y profesionales de la salud. Ellos te guiarán con el plan de alimentación y ejercicio adecuados a tu edad y estilo de vida. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.