Diabetes tipo 2 en niños


La diabetes tipo 2  afecta la forma en la que el organismo procesa el azúcar. Normalmente pensamos que sólo afecta a pacientes adultos, sin embargo, cada vez es más común su diagnóstico (o  prediabetes) en niños y adolescentes, si es el caso de tu hijo, es importante mantenerla controlada, dado que sus consecuencias a largo plazo pueden ser incapacitantes e incluso poner en riesgo su vida.
Un estudio publicado en JAMA Pediatrics reveló que uno de cada cinco niños (de 12 a 18 años) y uno de cada cuatro adultos jóvenes (de 19 a 34) ahora son prediabéticos. Al igual que con los adultos, la prediabetes es más frecuente en niños y adultos jóvenes con OBESIDAD.

La diabetes tipo 2 puede afectar casi todos los órganos principales del cuerpo, como vasos sanguíneos, nervios, ojos y riñones. Algunas de las complicaciones que podrían presentar con el tiempo, son:
·       Presión arterial alta
·       Nivel de colesterol alto
·       Enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos
·       Accidente cerebrovascular
·       Enfermedad por hígado graso no alcohólico
·       Enfermedad renal
·       Pérdida de la visión
·       Amputación
·       Algunas enfermedades de la piel
Mantener el nivel de azúcar en sangre de tu hijo cerca de lo normal, casi siempre puede reducir en gran medida el riesgo de estas complicaciones.
De acuerdo a la clínica Mayo, las opciones de estilo de vida saludable en pacientes con prediabetes pueden ayudar a evitar la diabetes tipo 2 y sus complicaciones en niños. Si tu hijo ya tiene diabetes tipo 2, los cambios en el estilo de vida pueden reducir la necesidad de medicamentos.
Lo mejor es que los cambios se hagan para toda la familia; los niños siguen el ejemplo de sus padres, ¿cómo esperas que él/ella sea saludable si todos los días la hora de la comida mamá o papá deciden beber refrescos o grandes cantidades de pan y tortilla?, será muy difícil que tu hijo adopte hábitos saludables si el ejemplo no comienza en casa. 
·       Consuman alimentos saludables. Ofrécele alimentos con bajo contenido en grasas y calorías. Concéntrate verduras, frutas, cereales integrales y proteína al vapor o a la plancha. Intenta que consuma alimentos variados para no aburrirse.
·       Hagan más actividad física. Alienta a tu hijo a empezar a hacer ejercicio. A todos nos gustan cosas distintas, seguro pueden encontrar una actividad que disfrute, como bailar, correr, artes marciales, tenis, etc…
·       Habla con tu hijo. Es común que en esta edad quieran comer dulces o postres en las fiestas de sus compañeritos y todo tipo de alimentos con alto índice glucémico, por lo que es muy importante que hables con él/ella, que sepa la importancia de cuidar su salud y que pueda decidir por si mismo que alimentos son más adecuados para controlar sus niveles de glucosa.
·   Informa a profesores, y padres de sus compañeros. Es muy importante que los adultos a cargo estén informados de su estado de salud, sepan que alimentos puede consumir y además sepan como actuar en caso de alguna crisis de híper o hipoglucemia, y si utiliza insulina cuales son las dosis, y momentos de administración. 
Comprométanse a que sea un estilo de vida para todos, recuerda que un factor importante en el desarrollo de la diabetes es la carga genética; si alguien de la familia ya padece diabetes, es muy probable que uno o más miembros puedan desarrollarla, lo importante es que se puede prevenir con hábitos saludables. ¡Disfruten su nuevo estilo de vida en familia!



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.