¿Conoces bien para que es la insulina?


¿Has escuchado hablar a tu médico sobre la insulina? Comprender el papel clave que tiene la insulina en el control de tu glucosa te ayudará a tomar mejores decisiones para beneficiar tu salud y evitar las complicaciones de la diabetes.

Primero, ¿Qué es y para qué sirve la insulina?

Dentro del páncreas, nuestras células beta producen la hormona insulina. Cada que ingerimos comida, las células beta liberan insulina para ayudar al cuerpo a utilizar o almacenar la glucosa que obtiene de los alimentos.
Después de comer, los carbohidratos se descomponen en glucosa, que es la principal fuente de energía del cuerpo. La glucosa luego ingresa al torrente sanguíneo. Y el páncreas responde produciendo y liberando insulina, que es la que permite que la glucosa ingrese a las células del cuerpo para proporcionarnos energía.
Cuando los niveles de insulina son altos, el exceso de glucosa se almacena en el hígado en forma de glucógeno. Entre comidas, cuando los niveles de insulina son bajos, el hígado libera glucógeno al torrente sanguíneo en forma de glucosa. Esto mantiene los niveles de azúcar en la sangre de forma estable. Si no hay insulina, la glucosa se va acumulando en el torrente sanguíneo y no se puede aprovechar como fuente de energía.

PERO... ¿Qué sucede si tengo diabetes?

En personas con diabetes de tipo 1, el páncreas ha dejado de producir insulina. Se han destruido las células beta, y las personas necesitan inyecciones de insulina para usar la glucosa de los alimentos.
Las personas con diabetes de tipo 2 producen insulina, pero el cuerpo no responde bien a ella. Algunas personas con diabetes de tipo 2 necesitan pastillas para la diabetes o inyecciones de insulina para ayudar al cuerpo a usar la glucosa como fuente de energía.
Sin tratamiento, el nivel alto de glucosa en la sangre puede conducir a complicaciones como ceguera, daño a los nervios y daño renal.

¿Toda la insulina es igual?

Existen disponibles diferentes tipos de insulina según la velocidad con la que surten efecto, cuándo tienen su máximo efecto y cuánto duran. En general podemos decir que existen: la insulina de acción rápida, breve, intermedia y prolongada. 

Las principales características de la insulina son las siguientes:

Tiempo de inicio es el tiempo que transcurre antes de que la insulina llegue a la sangre y comience a bajar el nivel de glucosa.
El punto pico o máximo efecto es cuando la insulina tiene su máxima potencia con respecto a la reducción de glucosa en la sangre.
Duración es el tiempo que la insulina continúa reduciendo el nivel de glucosa.

También hay varias maneras de administrar insulina, por lo general se aplica en inyecciones, también las hay disponibles en forma de pluma con dosis ya listas para usar, existen también varios tipos de bomba de insulina y lo más reciente es insulina inhalada, que tiene un efecto muy rápido, pero no es recomendada para personas con problemas respiratorios o fumadores. 

No todos los casos de diabetes son aptos para aplicación de insulina, en su mayoría los casos de diabetes tipo 2 pueden ser controlados con alimentación y cambios en el estilo de vida. Para determinar esto, es necesario que un profesional evalúe tu estado de salud, el médico te recomendará la insulina (en caso de ser necesario) que se adapte mejor a tu perfil y estilo de vida.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.