Neuropatía periférica y el daño a tus pies

Los nervios periféricos son los encargados de transmitir la información que perciben tus extremidades hasta el cerebro; piensa en ellos como cables, que si no se cuidan apropiadamente empiezan a presentar fallas para transmitir la información, así si mantienes altos niveles de azúcar en la sangre durante periodos prolongados, le causas daño a tus nervios, y eso es la neuropatía periférica. En cambio, si mantienes tu nivel de glucosa en los indicados por tu médico puedes ayudar a prevenir o retrasar el daño a los nervios, pero si dejas que siga avanzando es probable que desarrolles complicaciones muy fuertes, principalmente en tus pies.

Si tienes algunos de los siguientes síntomas es importante mencionarlos con tu médico especialista para llevar el tratamiento más adecuado para ti:


·     Cosquilleo
·     Sensación de agujas o piquetes en los pies
·     Dolor constante en los pies
·     Sensibilidad anormal en los pies
·     Mucho frío o mucho calor en manos o pies
·     Pérdida de sensibilidad en los pies
·     Inestabilidad al estar parado o caminando
·     Debilidad de los músculos de la pierna y el pie
·     Heridas y úlceras en los pies o piernas

Recuerda que el pie diabético es una de las complicaciones más serias y costosas de la diabetes. Uno de los puntos más complejos alrededor de todo esto es que regularmente los pacientes comienzan quejándose de que no caminan o no hacen ejercicio porque les duelen los pies, se cansan, etc., pero lo único que esto provoca es que a corto y largo plazo su nivel de glucosa en sangre aumente, su peso también se vea afectado y es casi seguro que todo esto desencadene una úlcera en el pie, que con una diabetes mal manejada puede terminar en una complicación mayor y llevarte hasta la amputación. 

De acuerdo a la Federación Internacional de Diabetes aproximadamente el 50% de las heridas que se presenten en extremidades terminarán infectadas y alrededor del 20% de ellas terminan en amputación.

Es importante que te revises a diario piernas y pies en busca de cualquier tono rojo o herida; cuando vayas a revisión con tu médico pide que por favor lleven a cabo una inspección de tus pies para llevar un control y atender a tiempo cualquier anomalía; el color y textura de tu piel puede decir mucho acerca de tu estado de salud. El éxito para prevenir las complicaciones está en la atención y cuidados a tiempo. 
                                                                                                     
La diabetes bien controlada tiene sustancialmente menos probabilidades de desarrollar complicaciones a largo plazo, para ello es necesario hacer pequeños cambios en nuestro día a día que nos permitan gozar de excelente salud y dejar las preocupaciones a un lado.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.