Ejercicios que puedes hacer mientras estás en tu oficina


Esto no va a sustituir a tu práctica de ejercicio regular, (lo recomendado son mínimo 30 minutos al día, por lo menos 3 veces a la semana) pero te puede ayudar mucho, ya que regularmente pasamos mínimo 8 horas sentados (los que trabajamos detrás de un escritorio) y estudios científicos han demostrado los efectos negativos que esta actitud tan sedentaria puede llegar a dejarnos. 
  
Estar sentados tantas horas al día, ya sea por trabajo, estar en el transporte o ver la tv puede llegar a ser muy dañino para la salud. Los efectos pueden ir desde leve dolor de espalda, mala circulación, hinchazón de pies y piernas, hasta problemas más graves como atrofia de músculos, resistencia a la insulina, y niveles de colesterol elevados. Todo esto es una receta directa para desarrollar o empeorar la diabetes y enfermedades cardiovasculares.  

Pero no te preocupes, un par de ajustes en tu rutina laboral pueden ayudarte para que no tengas que sufrir estas consecuencias. Te presentamos algunos ejercicios que puedes hacer durante tu horario de oficina para que ayudes a mejorar tu salud.



1.    Estírate!
Puedes estirarte de vez en cuando para ayudar a que tus músculos no se fatiguen de la misma posición. Puedes comenzar estirando tu cuello, moviendo tus hombros y finalmente lo más importante, tus piernas, estíralas, mueve tus rodillas y si puedes mueve los dedos de los pies.

2.    Un poco de movimiento extra
Mueve tus tobillos en círculos hacia una dirección y después hacia la otra, como si estuvieras calentando. También puedes pararte unos segundos y hacer como si estuvieras de puntitas varias veces para estirar la parte baja de tus piernas.

3.    Activa tus piernas
Sentado en tu silla, estira tus piernas y comienza a moverlas de arriba abajo varias veces. Otra opción es dar mini-patadas con tus piernas mientras estas sentado de manera que muevas tus rodillas y la parte baja de tus piernas.

4.    Sentadillas
Pon tu silla en la posición más baja que tenga. Ahora siéntate y levántate varias veces, como si estuvieras haciendo sentadillas.

5.    Simula el caminar
Puedes simular el movimiento como si estuvieras caminando debajo de tu escritorio, o puedes conseguir un rodillo normal, o de espuma y moverlo hacia delante y hacia atrás con tus pies para activar tu circulación.

6.    De hecho, sal a caminar.
Ya sea a tu hora de comida, o en tiempos más pequeños, aunque sean dos minutos para ir por agua, café o al baño. El punto es que te muevas para contrarrestar los efectos negativos de estar sentado todo el día.


Y, ¡listo! Lograste un poco de movimiento extra en tu horario laboral. Verás los efectos positivos en tu salud y por supuesto tu mente también se despejará por lo que puedes llegar a ser más productivo en tu trabajo.
Es importante incorporar estos ejercicios, ya que activar tu circulación ayuda a prevenir algunas complicaciones de la diabetes. Puedes hacerlos todos los días, cada que hayas estado mucho tiempo sentado; una buena opción es incluirlos en tu rutina cada 30 o 45 minutos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.