Tips para Halloween y Día de Muertos si tienes hijos con Diabetes


Si tienes un hijo con diabetes, es muy probable que en esta época del año te preocupes más de lo normal, ya que, si bien para muchos niños es una época de diversión, donde se saturan de pan y azúcar sin que pase nada, para tu hijo puede ser un día muy duro en el que no salga, o pase por un mal día, semana o mes por tantos dulces consumidos.

Si estás pensando en no dejarlo salir con sus amiguitos, o en prohibirle los dulces el día de Halloween, no dejarlo comer pan de muerto, etc., probablemente termine en una pelea o en él comiendo a escondidas de todas maneras. La idea es que hables con él y lo ayudes a entender que es lo que puede pasar en su cuerpo y su salud, pero sin prohibirle un poco de dulce y que juntos planeen las comidas de la semana para que su salud no se vea afectada. 

·     Lo ideal es que, si ya va a consumir dulces, lo haga junto con alguna comida (de preferencia al final) y ajusten la dieta alrededor de eso, reduciendo la cantidad de carbohidratos extra en la comida, como arroz, pasta, papa, tortillas, etc. De igual manera si le administras insulina, habla con tu médico acerca de cuanto debes ajustar las cantidades si come un poco de dulces.

·     Si es Halloween, trata de que sólo sea ese día por la emoción de la celebración y salir disfrazado, pero los dulces extra que sobren del día pueden donarlos a asociaciones para personas de escasos recursos, a la gente en situación de calle o puedes intercambiar esos dulces por un regalo o una salida divertida.

·     Tú, mejor que nadie, conoces a tu hijo, sabes los sabores que le gustan; así que puedes planear por adelantado preparar snacks para él y sus amigos con figuras divertidas e ingredientes “saludables”, incluso pueden hacerlo como un juego en el que él te ayude y se diviertan. 

·     Si en la escuela tienen actividades con altares, alfeñiques y pan de muerto, habla con tu hijo y ayúdale a entender porque sólo puede comer un poco y al llegar a casa prepárale una comida saludable que le encante y compense lo que comió.

·     No todo en estos días se trata de comer dulces y pan, pueden hacer muchas actividades creativas y manuales que lo mantengan distraído y de paso desarrollen habilidades extra. Hacer un altar para un ser querido, decorar la casa, o elaborar sus propios disfraces. ¡Pónganse creativos!


Definitivamente el consumo de azúcar no es bueno ni para niños ni adultos, tengan diabetes o no; pero son niños y hay ocasiones en las que tenemos que dejarlos para que disfruten su niñez, solo recuerda siempre hablar con ellos, educándolos y explicando claramente, de manera que el entienda lo mejor posible el proceso y pueda tomar decisiones mas adelante por sí mismo en beneficio de su salud.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.