Diabetes y Alcohol ¿se vale?






Vivir con diabetes no significa que tengas que aislarte y no asistir a las reuniones con tus amigos y familiares, simplemente significa que debes aprender a ser más cuidadoso tu alimentación y estilo de vida.

El alcohol, padezcas diabetes o no, es una bebida depresora del sistema nervioso central, que puede causar dependencia y adicción, así como afectar el hígado y la presión sanguínea.

Pero con moderación y una serie de recomendaciones, puedes disfrutar del sabor de la bebida que te agrade. Excepto para aquellas personas que sufran de alguna complicación derivada de la diabetes como problemas de visión, daño en los riñones, daño a los nervios o triglicéridos y presión sanguínea elevados. 
De acuerdo a la Asociación Mexicana de Diabetes se recomienda que:

  • Las mujeres no beban más de 360 ml de cerveza (es decir aproximadamente una lata o una cerveza embotellada), 150 ml de vino de mesa (aproximadamente una copa) y 45 ml de algún destilado como vodka, tequila, whisky, ron. Es decir, no deben beber más de un trago al día.
  • En cuanto a los hombres la recomendación es no beber más de dos tragos al día. 
Aunque la cifra tal vez parezca sumamente baja, es realmente lo más seguro para consumir basado en investigación científica, ya que, si bebes más, corres el riesgo de sufrir hipoglucemia, sobre todo si estas tomando insulina, o medicamentos que estimulan la liberación de insulina. Esto sucede porque cuando se consume alcohol, se bloquea la producción de glucosa, ya que el hígado está tratando de desintoxicar al cuerpo.
Algunas guías que debes seguir para un consumo más seguro de alcohol son:
  • SIEMPRE que vayas a consumir alcohol, hazlo al mismo tiempo que algún alimento, preferentemente alto en grasas saludables.
  • No consumas alcohol con frecuencia, ya que además de lo ya mencionado, contiene muchas calorías y pocos nutrientes, por lo que subirás de peso con facilidad y eso puede llevarte a sufrir otras complicaciones de la diabetes.
  • Al terminar tu bebida alcohólica y antes de dormirte, toma tu medida de glucosa para prevenir un episodio de hipoglucemia. (las bebidas alcohólicas pueden afectar tu nivel de glucosa hasta 24 horas después de consumirlas, por lo que debes tener especial cuidado con tu glucosa antes de dormirte)
  • Si consumes cerveza, que sea light y si es algún destilado, que sea con agua mineral o natural; evita mezclarlo con refrescos y jugos.
  • Si sales con tu familia o amigos, infórmales los síntomas de hipoglucemia para que puedan tratarte en caso de que suceda, ya que muchas veces se confunde con los síntomas de estar ebrio y pueden tomarlo como algo sin importancia que puede poner en riesgo tu salud y tu vida.
  • Debido al punto anterior, nunca salgas a beber solo, ya que si tienes un episodio de hipoglucemia en la calle, es probable que no te traten a tiempo por no saber que eres diabético.
  • A la par de tu trago puedes estar consumiendo agua mineral o natural para mantenerte hidratado.
  • Habla con tu especialista en nutrición al respecto para que puedan armar un plan de alimentación para el día que desees tomarte una copa.
  • Si saliste de noche, al día siguiente levántate temprano para un desayuno nutritivo y consumir tus medicamentos del día.
  • No dejes de tomar tus medicamentos sólo por querer tomar un poco de alcohol. Las consecuencias pueden ser más graves de lo que te imaginas.
  • Por último: antes de consumir cualquier bebida alcohólica asegúrate de haberlo hablado con tu especialista. Muchos medicamentos pueden tener interacción con este tipo de bebidas o puede agravar alguna condición y puedes poner en riesgo tu salud. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.