¡Pequeños cambios para un estilo de vida saludable!

Hay ciertos tipos de alimentos que benefician a las personas que padecen diabetes (y en general a cualquier persona), vegetales frescos, nueces, legumbres, frutas bajas en azúcar y alimentos antiinflamatorios con alto contenido nutricional. Si eres de las personas que dice “no me gusta X”, o “esa comida es como para enfermos”, no te cierres, probablemente es que no hayas encontrado una manera rica de prepararlos, pero créeme que una vez que la encuentres te van a encantar. 


Hay numerosos estudios que demuestran que llevar un régimen alimenticio apropiado y tener actividad física moderada puede ayudarte a manejar los síntomas de la diabetes tipo 2, incluso sin medicamentos (aunque nuca debes suspenderlos si no es por indicación médica); además, ¿quién no quiere vivir sanamente y por más tiempo?, para ayudarte a cumplir tus objetivos y llevar una vida más sana libre de preocupaciones, te presentamos algunas reglas que debes tener en cuenta para tus comidas.

No trates de matarte de hambre. No le haces ningún favor a tu cuerpo, no te ayuda a bajar de peso más rápido y lo más seguro es que te encuentres pronto comiendo las comidas más calóricas que encuentres a tu vista, o peor, en el hospital por una descompensación o choque hipoglucémico gracias a esos hábitos. 

Sé consciente de lo que comes y cuanto comes. Para continuar con el punto anterior, debes de sentirte satisfecho con cada comida, pero eso no significa que debas comer en exceso, trata de incorporar ensaladas y fibra en tus comidas, de manera que te hagan sentir satisfecho más rápido, sin tener una carga glucémica fuerte. Otros consejos que puedes aplicar es comer más lentamente y masticar por más tiempo tus bocados para darle tiempo a tu estómago de entender que ya comió suficiente.

Lo más natural posible. Cada que vayas a comer pregúntate si lo que estas comiendo viene de una lata, un cartón o un envase; muchos alimentos que consumimos hoy en día contienen una cantidad importante de conservadores y endulzantes artificiales que están asociados al síndrome metabólico. Lo mejor es que mantengas tu dieta en un 80/20 (80% productos naturales, 20% productos procesados). Con procesados me refiero a salsas, aderezos, o productos de ese tipo. (El pan dulce pre-empacado, jugos y refrescos ni los toques)

Evita los alimentos que causan picos de glucosa. Trata de incorporar a tu dieta frutas y vegetales altos en fibra, proteínas de buena calidad, grasas “buenas” como el aguacate o aceite de olivo y granos enteros como el arroz integral, quinoa y amaranto. Evita a toda costa aquellos que ya sabes que te causarán daño, como la comida muy procesada, carbohidratos simples y bebidas azucaradas. (Más sobre como leer las etiquetas de tu comida)

Ten a la mano snacks ricos y saludables. Organiza tu tiempo y prepara por la mañana o en el día anterior snacks que pueden salvarte durante el día. Puede ser algo como jícama, pepino y zanahoria con limón y sal de mar, o puedes meter al horno 2 tazas de espinacas, kale o jícama con 1 cucharadita de aceite de aguacate y un poquito de sal, las dejas hornear hasta que estén crujientes como papitas, ¡rico y saludable! Si se te antoja más una fruta puedes comer bayas, o por ejemplo una manzana picada con una cucharada de crema de almendras o cacahuate. DE-LI-CIO-SO!

Toma una caminata. Si te es posible da una caminata después de comer, te ayudará con la digestión, sacará la flojera de tu cuerpo, y ayuda a balancear tus niveles de glucosa en sangre.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.