7 Consejos para cuidar la salud de tus pies

Si has sido detectado con diabetes seguramente tu médico ya te habló  sobre la posibilidad de desarrollar pie diabético. Es muy importante que ahora pongas especial atención y cuidado la zona de tus pies, ya que es muy común que se pierda la sensibilidad debido al daño a los nervios y alteraciones a los vasos sanguíneos, lo que puede llevarte a un problema mayor, como ulceraciones y graves infecciones que terminan en amputaciones.




Pero no te alarmes, con disciplina y voluntad puedes prevenir éstas complicaciones; a continuación te damos unos consejos para que mantengas tus pies saludables.

      1.    Checar tus pies todos los días
Debido al daño a los nervios, se vuelve difícil que sientas si tienes una ampolla o una pequeña cortada en tus pies. Inspecciona tus pies todos los días y busca heridas, uñas enterradas,  callosidades, cambios de color o piel agrietada para que puedas prevenir un daño mayor. Si no alcanzas a verlos coloca un espejo debajo o pide a un amigo o familiar que te ayude a revisar tus pies. Si encuentras algo inusual, haz una cita lo más pronto posible con tu médico para tratar la afección adecuadamente. 

      2.    Corta regularmente las uñas de los pies
Revisa tus uñas cada semana y si lo requieren córtalas, sólo asegúrate de hacerlo de manera correcta, en línea recta y sin dejar bordes que puedan enterrarse; si no estás seguro de cómo hacerlo agenda tu cita con un podólogo especializado que te ayude. Si eres propenso a desarrollar callos, uñas enterradas o cualquier problema relacionado, haz citas regulares con tu podólogo especializado para que puedan tratarlos antes de convertirse en un problema mayor.

      3.    Evita las temperaturas extremas en tus pies
Por la misma perdida de sensibilidad, es posible que no te des cuenta si el agua de la tina está tan caliente que pueda agrietar tu piel, asegúrate de que la temperatura sea correcta, ya sea tocándola con tu codo o pidiéndole a un familiar que te ayude a checarla.
Para evitar que tus pies se enfríen mucho, utiliza calcetines por las noches y pon especial atención en temporada de frío.

      4.    Seca bien tus pies 
Es importante que pongas especial atención al área entre tus dedos, para que no quede humedad después del baño, ya que puede provocar que la piel se rompa y desarrolles una infección. Seca bien tus pies y aplica una capa delgada de crema humectante (excepto en el área entre los dedos) para evitar agrietamientos.

      5.    No camines descalzo
Siguiendo con el tema de la perdida de sensibilidad, si caminas descalzo, aunque sea en casa, corres el riesgo de pisar una aguja, algún vidrio o incluso una pequeña basurita que te deje con una herida de la que no estas consciente y que puede llegar a complicarse.
También usa zapatos en la playa, ya que puedes encontrar objetos que te lastimen o simplemente la arena puede estar muy caliente y crear ampollas en tus pies.

      6.    Mantén una buena circulación
Cuando es necesario que estés sentado por mucho tiempo trata de mover tus dedos y tus tobillos de arriba hacia abajo para activar la circulación y evita tener tus piernas cruzadas. Si estas en casa acuéstate y coloca una almohada grande de las rodillas hacia los pies debajo de tus piernas de manera que queden más elevadas que tu cabeza, puedes hacer esto varias veces al día durante 15 minutos.Si fumas, definitivamente deja el cigarro, ya que reduce la circulación hasta en un 70%. Y finalmente actívate, haz ejercicio regular, tu médico puede recomendarte la cantidad y tipo de ejercicio adecuado a tus necesidades. 
  
      7.    Busca los zapatos y calcetines correctos
Afortunadamente estamos en una época en que es más fácil el acceso a todos éstos productos. Busca que tu calzado sea amplio y cómodo, sin costuras por dentro que puedan lastimar tu pie, incluso hay marcas especializadas en diabéticos, busca, pruébalos y toma la mejor decisión; de igual manera, tus calcetines úsalos de la talla correcta, preferentemente de algodón para que respiren tus pies y sin costuras para que no dejen marcas en tu piel.


Además de éstos consejos es muy importante que sigas una dieta adecuada a tus necesidades y mantengas bien tus niveles de glucosa en sangre, ya que hay una relación directa entre éste y el daño a los nervios, o si ya desarrollaste una herida grave, tus niveles de azúcar son sumamente importantes ya que mantenerlos saludables ayuda a tu cuerpo a combatir mejor la infección.


Por último haz citas regulares con tu médico para que haga un chequeo completo y te asegures de que estás cuidando bien de tu salud.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.