¡Cuídate esta temporada de frío!

El estrés, resfriados, posadas, comidas de más, etc., pueden hacer que se descontrole tu nivel de glucosa durante esta temporada, por lo que es importante que tomes en cuenta unos puntos para cuidarte y que te mantengas sano y feliz en estos meses de otoño-invierno. 




1. Lo más básico. Protégete del frío. Pon especial atención en tu cabeza, manos y pies. Usa varias capas de ropa (si te da calor puedes quitarte la capa superior, pero seguir abrigado) y no olvides guantes y calcetines ya que el frío puede agravar problemas de circulación. Además, no puedes tomar la muestra de sangre de tu dedo para medir la glucosa si tus manos están muy frías, lo mejor es que uses guantes sobre todo en el exterior y antes de tu medición laves tus manos con agua tibia y jabón.

2. Evita los resfriados. Aunque haga frío lava tus manos seguido con jabón y agua tibia durante 20 segundos mínimo para evitar que se propaguen los gérmenes y te enfermes. A nadie le gusta estar enfermo, pero a ti aún menos, ya que algunos medicamentos pueden interferir con tu tratamiento regular y por si fuera poco no te dan ganas ni de moverte, lo que aumenta la posibilidad de que tu glucosa se desestabilice. 

3. Alimentante bien y actívate. No caigas en tantas comidas grasosas y azucaradas. Opta por encontrar recetas saludables que se parezcan a los platillos que más te gustan. Y hacer ejercicio es bueno para tus niveles de azúcar, además de que te ayuda a mantenerte calientito y despertar tu mente que a veces se siente un poco bloqueada con este clima. 

4. No a la depresión. En estos meses es “normal” que las personas se sientan deprimidas, ya sea por el clima frío, el poco sol o algunas circunstancias extra; si es tu caso, háblalo con algún familiar o especialista para que te ayuden a salir de eso. En muchos casos de depresión y estrés se suele comer más de la cuenta y eso tampoco es bueno para tu salud. Sal a caminar, reúnete con tus amigos y familia y trata de pensar sólo cosas positivas, te sentirás mejor. 

5. No te rasques. En esta temporada de frío el aire es mucho más seco de lo normal, es por eso que la piel y el cabello se resecan tanto, muchas veces esta resequedad viene acompañada de comezón, pero es importante no rascarte, ya que si generas una herida, podría continuar con una infección y tendrías meses de visitas con tu médico para poder lograr la cicatrización.

6. Cuida tu piel al bañarte. Evidentemente te bañaras con agua caliente esta temporada, sólo cuida de hacerlo por periodos no mayores a 10 minutos porque el agua caliente reseca aún más la piel y puede agrietarse. Utiliza jabones suaves y humectantes que no se lleven todos los aceites naturales.

7. Más para tu piel. Para la hidratación de tu piel también puedes intentar darte un masaje con aceite tibio antes de bañarte, puede ser almendras, coco, olivo o ajonjolí, elije tu preferido, date un rico masaje, báñate y después de secarte aplica otra capa de crema sobre tu piel para mantenerla sana. 

8. Si eres de los que no sale por el clima. Haz tu rutina de ejercicio dentro de casa; puedes brincar la cuerda, comprar una caminadora, o pide a tus especialistas que adapten una rutina de ejercicios para ti, el punto es que no te detengas. Además, si no quieres salir con el frío, tómalo en cuenta y compra suficientes lancetas, medicamentos o lo que vayas a necesitar durante estas semanas-meses para que no tomes el frío por pretexto para no cuidarte. 

9. No te olvides de checar tus niveles de azúcar. Con tantas fiestas, tránsito y posadas de la temporada es posible que olvides checarte, por eso pon recordatorios por toda la casa, o en tu celular alarmas que te ayuden a mantener tu rutina, es muy importante que sigas haciendo esto regularmente para notar cambios a la brevedad y que te atiendas si es que hubiera algo fuera de lo normal. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.